Tercer Día de las Patronales
Padre Rafelito: Esta es la hora, este es el momento

El Tercer día de nuestras fiestas patronales, coincide con la celebración de los santos Cosme y Damián: médicos de la Iglesia.  

La celebración de la Eucaristía, estuvo presidida por el Padre Rafael Cruz (Rafelito), quien en su homilía  nos trasmitió claramente la Palabra de Dios. "Líbranos de la fé NO comprometida con tu reino."  Que no busquemos la fe solo por lo prodigioso, los milagros, sino que nuestra vida se transforme siguiendo el camino de sus enseñanzas. 

En el Evangelio escuchamos que el petrarca Herodes se enteró de todo lo que Jesús hacía y enseñaba, estaba desconcertado...  No escuchó a Juan. En realidad quería ver prodigios, milagros. Le interesaba a Herodes el espectáculo, lo llamativo.

El Padre Rafelito, enfatizó que "Esta es la hora, este es el momento".  Tenemos que "Orar y doblar las rodillas para que la palabra de Dios encuentre acogida en nuestro corazón"  Con el interés de dejarnos transformar por Jesús.  "Perseverar, no tener miedo"  dijo el padre Rafelito, con su tono suave y amoroso.     

 Luego de la celebración eucarística, compartimos en familia y disfrutamos de sabrosas espadas, abrazos y risas, como buenos cristianos.

Martirologio Romano: Santos Cosme y Damián

Santos Cosme y Damián, mártires, que, según la tradición, ejercieron la medicina en Ciro, de Augusta Eufratense (hoy Siria), no pidiendo nunca recompensa y sanando a muchos con sus servicios gratuitos (c. s. III).

Etimología: Cosme = ”adornado, bello,” de la lengua griega;
Etimología: Damián = “domador”, también del griego.

San Gregorio de Tours, en su libro De gloria martyrium, escribe:

"Los dos hermanos gemelos Cosme y Damián, médicos de profesión, después que se hicieron cristianos, espantaban las enfermedades por el solo mérito de sus virtudes y la intervención de sus oraciones..."

¿tu reaccion?

conversaciones de facebook



discusion